martes, 21 de mayo de 2019

DETECTIVE DI THE SILK ROSE MURDERS

Di Renjie, también conocido como Detective Dee en las películas y TV, es todo un fenómeno social en la cultura china. Basado en un personaje real, el cual ha sido comparado con el Sherlock Holmes chino, Di Renjie vivió durante la dinastía Tang siendo uno de los funcionarios más célebres, coincidió en época con la única Emperatriz (real) Wu Zetian. En esta aventura, se nos plantean varios casos a resolver conectados unos a otros. ¿Serás capaz de descubrir la verdad?.




INFORMACIÓN DEL JUEGO
Año: 2019
Género: Detective, Misterio, Histórica
Perspectiva: 3ª persona, point & clic
Idioma: Sin voces, textos en inglés
Plataforma: Mac, PC

Lo mejor. Arte pixelado, buenos gráficos. Detalles muy bien cuidados. Banda sonora bastante buena. Basado en personajes reales. Ambientado en la antigua china. Buena trama.

Lo peor. Lineal. Poca interacción con los objetos. Puzzles demasiado sencillos.

CONTROLES

Jugabilidad. Realizamos casi todas las acciones con el botón izquierdo del ratón. El puntero cambia a verde cuando algo es seleccionable. Al pulsar sobre un objeto/personaje aparecen los iconos disponibles como Examinar y Hablar. Con doble clic andamos rápido. Los textos se pasan manualmente. Disponemos de 8 ranuras de guardado.

Inventario. Se muestra llevando el ratón a la parte superior de la pantalla. Al pulsar en un objeto aparecen los iconos del ojo y la mano. Con el ojo examinamos el objeto, muy interesante porque puede aportar información relevante. El icono de la mano es para seleccionar y usar el objeto. El icono de Pausa en la esquina derecha de la franja del inventario lleva la Menú.

Diálogos. En forma de frases, hacerlos todos. En ocasiones se tendrá que escoger sólo una frase, pero que yo sepa, no influye mucho en el desarrollo del juego.

Tablero de Deducciones (Detective Board). A los pocos minutos de iniciar la aventura se situará el icono de este elemento en la zona inferior derecha de la pantalla. Ahí se añadirán pistas importantes que descubramos. Las revisaremos porque al final de cada caso habrá una reconstrucción y debemos saber las respuestas a las cuestiones que planteen. Igualmente son bastante sencillas y en caso de error se permite escoger otra opción.

NOTA. Tomad por costumbre, cualquier carta, nota, documento que tengamos en primer plano, si aparece el icono del ojo en medio de éste, pulsad para que Di lo lea o la pista/evidencia puede no constar como realizada y no pasar al Tablero de Deducciones. Además de permitirnos avanzar a partir de una pista.

PROLOGUE: DIPLOMATICS DREAMS (Sueños Diplomáticos)

El magistrado Di Renjie se presenta en el lugar indicado por un mensaje enviado por el Ministro Wang Wah. Hablamos con el guardia explicando nuestra presencia en el lugar, por supuesto, demandará prueba de nuestra identidad. Accedemos al inventario, examinamos/leemos el documento que llevamos y a continuación con el icono de la mano lo seleccionamos y mostramos al guardia. Entramos, en el patio espera el Ministro en persona. Tras un poco de charla educada, pasa a explicar que él se halla en estos lares a petición del Emperador.


Su misión era mantener negociaciones secretas con el Embajador Choi de Corea. Sin entrar en explicaciones sobre cuál es el problema que le preocupa, nos lleva a una cueva tras la cascada del patio. Oh… joder… entendemos su preocupación al ver el cadáver del Embajador Choi Yong-joon. Puesto que tales reuniones eran secretas, nadie debería saber de la presencia de ambos hombres aquí. Narra lo que fueron las últimas horas antes del suceso. Cenaron, tomaron té de jazmín y de repente se sintió confundido, mareado, y perdió el conocimiento.

No sólo eso, TODOS se sintieron indispuestos al mismo tiempo. Al despertar horas más tarde se percataron de la desaparición de Choi, le buscaron y hallaron muerto tras la cascada. Es imperativo, en aras de evitar un incidente diplomático, investiguemos rápida y discretamente el crimen. Examinamos el objeto lila que flota en el agua, es una vela medio consumida, la cogemos. Examinamos y cogemos el gorro junto el brazo del muerto. Examinamos y tocamos el cadáver.


Aparecerán opciones para las distintas partes del cuerpo, las usaremos todas. En la parte posterior de la cabeza hay una herida producida por un objeto estrecho e irregular cuyo impacto le mató. Bajo su torso encontramos un pañuelo de seda con el escudo del embajador bordado, pasará al inventario. Examinamos sus brazos, no hay marcas defensivas, conocía a su agresor. Examinamos sus piernas, según la marca de pisadas, estaba de espaldas a su atacante.

Resumiendo, se impone buscar el arma del crimen. Al examinar el pañuelo y el gorro en el inventario comprobamos que el primero es caro y el segundo es del tipo usado por oficiales de alto cargo coreanos. Además descubrimos en pequeño bolsillo en el interior con un papel dentro. Examinamos y leemos el papel en el inventario, tiene toda la pinta de una amenaza. La nota pasará como evidencia al Tablero de Deducciones. Acto seguido interrogamos al Ministro Wang por todos los temas.


Sabremos quienes están en las instalaciones en este momento. Son: el administrador de la casa, un cocinero, una sirvienta, el guardia personal del Ministro y finalmente el guardia personal del Embajador. Al administrador lo podemos encontrar en el patio, a la sirvienta y cocinero dentro de la casa, uno de los guardias está en la entrada del edificio y el otro tras la cascada. Le realizamos preguntas de rigor acerca de lo que recuerde de lo sucedido y se marcha.

Salimos de la cueva por la izquierda, vemos al guardia personal del Embajador Choi, el Capitán Bae. Se niega a responder ninguna pregunta de un oficial chino hasta que lleguen investigadores de su país. Intentamos convencerlo de ayudar, sigue sin dar su brazo a torcer. Apelamos a la necesidad de resolver el asesinato lo antes posible, cederá si le demostramos nuestras habilidades como investigador. Examinamos y tocamos el tronco en el agua. Hay algo en el interior, no podemos sacarlo con las manos, necesitamos una herramienta.


Andamos hacia la izquierda hacia el patio principal. En el suelo, bajo la mesa de piedra, hay un trapo, lo miramos y cogemos. Está cubierto con algún tipo de aceite de hierbas. Miramos y hablamos con el administrador, se llama Song Yueming. En el momento de los hechos, el hombre se hallaba en la cocina con el chef Chu. Estaban realizando sus tareas cuando sin motivo se desplomaron al suelo. Le preguntamos por la criada, se llama Sun Ying, trabaja en la casa como sustituta de la anterior quien se ausentó por un motivo familiar.

Nadie comió antes que el Ministro y el Embajador, así que la comida no fue drogada. El tipo de velas que usan, para eso deberemos hablar con la sirvienta, ella se encarga. Andamos a la izquierda y entramos en la casa. Junto las mesas veremos a Sun Ying, hablamos con ella. Sí, ella se encarga de las velas, compra cada semana, las tiene guardadas en una cajita en el trastero. Nos entrega la llave de la cajita. Iremos a la cocina, a ésta se llega tanto por la esquina tras el panel junto la criada como por detrás del Ministro.


Miramos la botella de vino de la mesa, al chef y hablamos. El hombre es bastante parlanchín explayándose sobre su primo Chu. Cortamos la verborrea, pedimos narre lo que sepa. Ofrece un dato interesante, antes de perder la conciencia, recuerda notar un olor metálico en el aire y cierto grado de perfume. Lástima que no le diera tiempo a identificarlo puesto que tiene un gran sentido del olfato. Aceptamos ver una demostración. Pues vaya, sí que se le da bien sí. Usamos el trapo del inventario con el hombre, reconoce el olor de la hierbabuena, la evidencia pasa al Tablero de Deducciones.

Miramos y cogemos las pinza para carbón del mostrador izquierdo. Dejamos la cocina y, desde el salón, andamos todo a la izquierda hacia un pasillo viendo una escalera que lleva al trastero. Subimos. Examinamos el cofre antiguo y lo intentamos abrir, requiere de 3 llaves muy raras para hacerlo. Vemos la cajita de las velas en el estante del frente, la abrimos con la llave y echamos un vistazo. Al instante notamos que una de ellas muestra una zona más oscura que las demás, la cogemos.


Dejamos el trastero, continuamos por la izquierda apareciendo en el patio de la entrada. Salimos por la puerta principal para interrogar al guardia personal del Ministro. Regresamos al interior e iremos directos a la cocina. Usamos la vela en el chef, reconoce el olor de la zona oscura como la misma que detectó antes de quedar inconsciente. Es más, apostaría que se trata de alguna clase de opiáceo. El dato pasa al Tablero de Deducciones. Iremos directos a la cascada.


Usamos las pinzas en el tronco del agua sacando un candelero de bronce manchado con sangre. Su forma coincide con la herida de la cabeza del Embajador Choi. Tenemos el arma del crimen y pasa como evidencia al Tablero de Deducciones. Ponemos al corriente al Capitán Bae de lo descubierto hasta ahora. El hombre queda impresionado pasando a explicar lo que sabe. El detalle que nos llama la atención es: ¿cómo sabía el guardia dónde buscar a su amo?. Por lo visto acudía a esa cueva a menudo, estaba un buen rato y no le permitía seguirle ahí dentro.

Aunque sí notó a Choi un poco reservado y distante en las últimas semanas. Sobre la gorra, su amo usa dos, y la principal debería estar sobre el banco de piedra del patio. Vamos al patio, examinamos y tocamos el banco, no hay rastro de la gorra. Preguntamos al respecto a Song, nada sabe de esa gorra, del objeto suele encargarse la criada. De paso comenta no creer que la chica dure mucho más al servicio de la casa. Él sabe reconocer los buenos de los malos sirvientes por haber estado muchos años al servicio de la importante familia Liang en la provincia de Duji.


Algo en esa historia sobre su anterior trabajo con los Liang no le acaba de cuajar a Di. Entraremos al salón de la casa a consultar el hecho con el Ministro Wang. Narra la tragedia del clan Liang y el suicidio ritual al cual se sometió toda la familia por la vergüenza. Únicamente los más allegados, saben que la matriarca salvó a su nieta de 3 años de tal destino. Salimos al patio y hablamos de nuevo con Song, él desconoce tal detalle por lo que le pillamos en una mentira. Acabará por admitir que sus credenciales eran una farsa.

Fue Song quien cogió el gorro del banco de piedra con intención de protegerse del chantaje al que iba a someterlo Sun Ying. Escondió el gorro en el cofre antiguo del trastero, éste se abre con 3 llaves, nos da la suya pero desconoce quién tiene las otras dos. Vamos todo a la derecha a la entrada de la casa, allí donde está el Sargento Feng. Hablamos, nos entrega la llave del cofre que está en su poder. Volvemos a entrar a la casa, vamos a la cocina y hablamos con el chef, él tiene la última de las llaves.


Iremos al trastero. Diantres… la criada se ha suicidado colgándose. Examinamos la silla tumbada y el cuerpo. Pulsamos en el cofre y usamos las extrañas llaves en el zoom. A continuación debemos girarlas de modo que los segmentos de las tres incluidas copien el diseño del pequeño dibujo de arriba. Una vez abierto el cofre, cogemos el gorro de Choi. Lo examinamos en el inventario sacando una nota del bolsillo secreto de su interior. La leemos en el inventario.

Mmmm…, así que el Embajador y la criada tenían una aventura. Él le decía que su relación había finalizado, debía regresar a Corea y no se la llevaría consigo. La evidencia pasa al Tablero de Deducciones dándose por completa la investigación. Estudiamos las evidencias acumuladas ya que en breve habremos de responder a unas preguntas correctamente. Vamos al salón y exponemos al Ministro la reconstrucción de los hechos según los entendemos.


- The cap exchange (intercambio de gorras). Los amantes utilizaban este método para intercambiarse mensajes.

- She struck him with a candlestick (ella le golpeó con un candelero). Tras atraerle por última vez a la cueva, ella usó tal objeto para matarlo.

- Join the ambassador (unirse al embajador). Al ver que el cerco se estrechaba y ser incapaz de vivir sin su amado, la mujer se suicidó.

El caso se da por concluido con el efusivo agradecimiento del Ministro por haber sido capaces de resolver un caso tan delicado de manera efectiva y en poco tiempo. Aunque Di no se muestra tan satisfecho con el resultado, su innato instinto le dice que algo no acaba de cuadrar.

CHAPTER ONE: THE STRANGER AND THE DREAM (El Extranjero Y El Sueño)

El episodio da comienzo de forma un tanto peculiar. Di Renjie viaja en una barca la cual se mueve por sus propios medios. Desembarcamos en una diminuta isla. Unos pasos a la derecha vemos unas escaleras de una torre en medio de las cuales descansa un ciervo. Hablamos con el animal quien indica que toquemos la “canción”. Ah… claro… por supuesto… ¿de qué puta canción habla?. Aparece mágicamente una baqueta sobre una roca, la cogemos y examinamos en el inventario.


En seguida notamos los símbolos Bagua dibujados en el palo, y cada sección tiene además una o más líneas talladas. Es una pista para el siguiente puzzle. Miramos y tocamos el tambor, y seleccionamos la baqueta del inventario. La canción a tocar está especificada en los símbolos dibujados en la baqueta, las líneas representan la cantidad de veces que debe tocarse esa nota. Es muy sencillo, enumeramos los símbolos y tocamos los siguientes:

7-1(tres veces)-3-6(dos veces)-9

Si lo hacemos correctamente saldremos del zoom de forma automática. Hablamos con el ciervo. El animal se expresa con frases enigmáticas a modo de advertencia. Comenzamos a ascender a la torre, de repente observamos la presencia de ninjas subir habilidosamente y matar a una misteriosa mujer. Despertamos, ha sido un sueño, afortunadamente. Examinamos y tocamos el Diario sobre la mesa, leemos todas las páginas y tocamos la última en blanco para que Di anote su pesadilla.


Por el Diario sabremos que han pasado 10 meses desde el caso anterior. En ese plazo, el Emperador falleció y su esposa-consorte se ha autoproclamado Emperatriz. Hablando de ella, nuestra presencia en Chang’an se debe a que la Emperatriz ha ordenado que vengamos para conocernos. Salimos de la habitación al patio, examinamos el letrero por encima de la puerta, sabremos que nos encontramos en el edificio del Departamento de Justicia. Salimos por la puerta apareciendo en un mapa. Escogemos ir al Palacio Imperial.

Ante la presencia de la Emperatriz, respondamos con cierta diplomacia pero dejando claro que la ley es, ante todo, nuestra máxima prioridad. La mujer en cierta forma nos está poniendo a prueba y pasa a nombrarnos Magistrado Investigador de Chang’an. Es un cargo de doble filo del cual ya veremos que consecuencias nos trae. En cualquier caso, la Emperatriz requiere nos encarguemos del caso de una joven llamada Xu Linfei. Caso, el cual considera parecía muy por encima de las cualidades e intelecto de nuestro predecesor. Queda claro que no le tenía en alta estima.


La muchacha fue asesinada en su casa hace 9 días, la investigación se cerró deteniendo y acusando al padre mayor y ciego de la chica. Considera tal resultado una aberración y por tanto el caso debe ser nuevamente investigado. Interrogamos a la Emperatriz por todos los temas. La víctima fue estrangulada y mutilada. Trabajaba fuera de la ciudad y mandaba dinero a su padre pero no venía a verle. El anterior Magistrado ni se molestó en buscar más sospechosos ni motivos del asesinato.

La Emperatriz nos alienta a pedir asistencia a la Comandante Yao Mei en caso de necesidad. Hablamos con la guerrera esa, uf, por Dios, que quisquillosa la chica. Que le disgustamos lo deja bien clarito. Dejamos el palacio y por el mapa regresamos al Departamento de Justicia. En el patio, nos situamos tras la barandilla de madera y caminamos hacia la derecha hasta ver el icono que indica que por ahí se llega al vestíbulo. Conocemos al Teniente Ma Dawei, le pedimos todos los detalles concernientes al caso de Xu Linfei.


La víctima tenía 21 años, regresó a casa hace dos meses tras 5 años trabajando de sirvienta para una familia acomodada. Visitaba varios templos, todos los monjes consultados decían lo mismo de la muchacha: rezaba durante horas murmurando palabras que nadie entendía. El padre acusado, niega haberla matado. La causa de la muerte ya la sabemos pero el forense nos dará más detalles. Como evidencias disponen de tres objetos: un bastón roto, una rosa presumiblemente dejada por el asesino, y un molde de una pisada.

La curiosidad nos lleva a preguntar por el anterior Magistrado Liu Zelin. El Teniente es claro, no trabajaba mucho, pasaba de sus obligaciones y parecía más interesado en su reputación y estatus que en la ley. Pasamos tras el mostrador y abrimos la caja de evidencias situada en la esquina. Las cogemos y examinamos en el inventario. Andamos hacia la derecha para ir a la morgue. Hablamos con el forense, Yao Qinan del examen realizado a la víctima. Las marcas de ligadura sugieren que la estrangularon por detrás, no se halló el arma del crimen en la escena.


Por las abrasiones profundas, apuesta que el sospechoso es un hombre. Conjetura que la herida del pecho, por la cual sacaron el corazón, no fue realizado por alguien con conocimientos médicos, pero sí alguien frío y con mano firme. La víctima no se resistió. La opinión de Yao sobre el antiguo Magistrado Liu también deja bastante que desear. Miramos el cincel del estante de la pared, no podremos cogerlo sin una buena razón. Dejamos la morgue, atravesamos el vestíbulo hacia la izquierda y bajamos a las celdas.

Miramos y hablamos con el acusado, Xu Dan. Tranquilizamos su animosidad con buenas palabras e intenciones y le interrogamos. La relación con su hija era buena, la pobre ante su ceguera y expulsión del ejército, se marchó a trabajar fuera. Lo raro es que nunca supo quienes eran la familia en la cual servía ni su ubicación concreta. Cuando regresó a casa, no dio explicación alguna de su retorno. Era solitaria, no tenía amistad con nadie. Pedimos relate los acontecimientos de la noche del suceso.


Estaba en una casa de té, cuando quiso irse no encontró su bastón donde solía dejarlo y tuvo que esperar que un buen y agradable joven le acompañara a casa. Al entrar, noto inmediatamente un pesado silencio y al adentrarse notó algo húmedo bajos los pies. Era la sangre de su hija. Salimos del Departamento de Justicia y en el mapa tenemos la ubicación de la casa de Xu Dan y su hija, vayamos. Examinamos y tocamos la marca de pisadas bajo la ventana y la propia ventana.

Alguien pasó mucho tiempo aquí espiando a la familia. Usamos el dibujo de la pisada del inventario con las pisadas bajo la ventana, coinciden. La evidencia pasa al Tablero de Deducciones. Entramos a la casa. Examinamos y tocamos la mancha de sangre seca del suelo revisando todas las partes que aparecen en el cuadro de diálogo. Localizamos una pequeña astilla de madera bajo uno de los taburetes y éstos parecen haber sido colocados de forma expresa aquí.


En el inventario examinamos la astilla y la combinamos con el bastón roto, coincide. Examinamos el bastón ya completo, determinamos que Xu Linfei no se defendió al ver que el atacante portaba el bastón de su padre y decidió sacrificarse por él. La evidencia pasa al Tablero de Deducciones. Examinamos la ventana por dentro y el mueble bajo ésta. Casi pasa desapercibido, pero nos fijamos en una marca blanca de la pared en la esquina izquierda del mueble como si hubiera sido movido recientemente.

Pulsamos en la marca blanca de la pared, Di mueve el mueble y caerá un papel al suelo. Lo cogemos y examinamos y leemos en el inventario. ¿El asesino la dejó adrede? ¿qué significa?. Vuelvo a recordar por si acaso la importancia de pulsar en los documentos o el juego no considera la pista como buena. En cualquier caso, la evidencia para al Tablero de Deducciones. Salimos de la vivienda, vemos a un jovencito espiar a través de la valla de madera. Hablamos con el chaval, de nombre Xiao Bao.


Insiste en no saber nada y estar aquí por casualidad. Insistimos, se le escapa que el “policía” le advirtió no hablar con nadie excepto con él. Preguntamos a quien se refiere, así que el antiguo Magistrado Liu ¿eh?, vaya, vaya. Xiao se lamenta que el hombre se quedó con su medallón, prometemos devolvérselo a cambio que cuente lo que sabe. Acepta. Volvemos al Departamento de Justicia, consultamos el asunto de los chantajes tanto al Teniente Ma como al forense.

A ninguno de los dos le extraña tal comportamiento de Liu, pero desconocen dónde pudo guardar su alijo. Salimos al patio, Di se fija en el pájaro azul posado en el arbusto, notando haber visto ya antes al ave. Examinamos y tocamos la maceta, al desplazarla descubrimos una zona desconchada en la pared por la que asoman los ladrillos. Lo examinamos y tocamos, esto ha sido hecho recientemente y manipulado varias veces. Cogemos el martillo del andamio de la derecha y lo usamos en los ladrillos. No será suficiente para romperlo, necesitamos un cincel.


Recordamos haber visto un cincel en la morgue, iremos a buscarlo, al tener un motivo ya será posible cogerlo. Volvemos al patio, combinamos el cincel con el martillo y los usamos en los ladrillos. Dentro del muro descubrimos el alijo de Liu producto de los chantajes, entre los objetos está el medallón de Xiao. La evidencia pasa al Tablero de Deducciones. Viajamos a la casa de la víctima, entregamos el medallón al chico y lo interrogamos. Describe al asesino como alguien rápido, alto y vestía de negro con una especie de capa que le cubría por completo.

La última evidencia pasa al Tablero de Deducciones. Iremos al Palacio Imperial a informar a la Emperatriz de nuestras conclusiones. En la reconstrucción del caso escogemos los siguientes hechos:


- Spying on them (les espiaba). El asesino vigiló sus movimientos, conocía sus rutinas y horarios.

- Breaking Xu Dan’s walking stick (rompiendo el bastón de Xu Dan). Con el acto de apoderarse y romper el bastón, el asesino hacía constancia de su poder sobre la familia.

- A warning (un advertencia). La nota dejada en el lugar del crimen indicaba que el suceso sólo era el principio de más muertes.

Justo acabamos la explicación, llega la Comandante Yao Mei con inquietantes noticias. Otra mujer ha sido asesinada hace tan sólo una hora. Se trata de la esposa de Lam Haifeng, hijo del General Lam. Las ramificaciones de este crimen podrían ser más graves de lo imaginado.

CHAPTER TWO: WHEN DEATHS ALIGN (Cuando Las Muertes Se Alinean)

Por orden de la Emperatriz investigaremos el nuevo asesinato y buscaremos indicios de una posible traición de la mano del General Zhang. Aparecemos en el patio acuático exterior de la residencia de Lam Haifeng. Hablamos con el Teniente Ma al inicio del puente y luego nos fijamos en el hueco abierto de nuestra derecha notando la falta de la pasarela que conecta ambos puentes. Entramos al estudio de la casa. Allí se encuentra el cadáver de Shi Wenyan, el forense y el afligido esposo Lam.


Miramos el cuerpo sin vida y hablamos de todo con el forense. La víctima rondaba los 24 años, en buena condición de salud, similitudes físicas con la anterior asesinada. El crimen es idéntico al otro en todos los detalles, no hubo resistencia. Aunque el asesino se ha vuelto más eficiente, no ha dejado rastros y parece más seguro de sus acciones. Cogemos el libro del suelo junto al cadáver examinamos en el inventario, ha sido rasgado por la mitad expresamente. Del mismo modo que el asesino coaccionó a Xu Linfei a someterse, en este caso a Shi han usado el libro.

Nuevamente la intención era que la víctima no se resistiera a su propia muerte. La evidencia pasa al Tablero de Deducciones. Examinamos las estanterías de la pared frontal y cogemos del tocador central una rosa. Hablamos con el marido, Lam Haifeng. Se casó con su mujer apenas semanas después de conocerla. Había sido militar pero lo dejó tras la muerte de su padre dejando por fin de fingir que tal carrera fuera de su gusto. Considera a los altos cargos del ejército pervertidos y corruptos, como por ejemplo el General Zhang Chao.


Zhang intentó en vano atraer al padre de Lam y luego a éste último a sus chanchullos, recibiendo siempre una negativa. De hecho, justo esta mañana rechazó a uno de sus lacayos quien quería que le acompañara a una especie de reunión de “patriotas” convocada por Shang en persona. No tiene idea de dónde era la reunión, aunque aún conserva por algún sitio la invitación que su padre recibió. Tras repasar la coartada de Lam, llegamos a la conclusión que el asesino espiaba sus costumbres y rutinas.

Preguntamos por la pasarela faltante del jardín que conecta ambos puentes. Lam dice que esa construcción es de los días de su padre y que esconde un pasaje a una habitación secreta. Nos da la palanca para activar la pasarela pero advierte que olvidó el código para acceder a la habitación secreta. Examinamos/levantamos la esquina inferior izquierda de la alfombra. Encontramos una nota, la cogemos y leemos en el inventario. Es del asesino, con dos símbolos más extraños y enigmático mensaje.


Salimos al jardín, andamos al inicio al hueco que da al agua. En la barandilla hay una ranura, colocamos ahí la palanca y la accionamos. Cruzamos la puente contrario y andamos abajo hacia la glorieta. Examinamos la mesa, en el zoom vemos un tablero del milenario juego oriental Weigi (también conocido simplemente como Go). Cogemos de la ranura derecha esa placa de piedra alargada y la examinamos en el inventario. Vemos escrito “Eternal” (eterno) en negro y “Ladder” (escalera) en blanco.

Como buenos profanos en la materia, muchos no tendremos ni la más remota idea de las reglas de este juego. Además, las palabras escritas en la placa de piedra han de ser una pista, por tanto buscaremos indicios que nos aclaren el asunto. Volvemos al interior de la casa, usamos la placa de piedra en Lam, dirá que es una llave y sirve para abrir el acceso a la habitación secreta de su padre. Examinamos la estantería derecha, localizamos un pergamino sobre las reglas básicas del Waigi.


Examinamos el pergamino en el inventario, mmm… muy interesante. Regresemos a la mesa del puente. Recordemos la pista de la placa de piedra. “Eternal” (eterno) estaba escrito en negro, miramos la figura “Rule of Eternity” (regla de la eternidad) del pergamino, memorizamos las posiciones de las fichas de ese color y las posicionamos en el tablero de forma idéntica. “Ladder” (escalera) estaba escrito en blanco, miramos la figura “Ladder Breaker” (escalera rompedora) y posicionamos en el tablero las fichas blancas igual las vemos.

A continuación volvemos a colocar la placa de piedra en la ranura derecha de donde la sacamos, un mecanismo se pone en marcha dejando a la vista una escalera descendiente. Bajamos a la habitación secreta. Curioseamos la estancia, cogemos una invitación de la estantería derecha y la miramos en el inventario. Ya sabemos el lugar de la reunión, la evidencia pasa al Tablero de Deducciones. Abandonamos la residencia y en el mapa escogemos ir al East Pier.


Aunque veamos a una mujer y una anciano pescador, en este momento no podemos hablar aún con ellos. Primero recorremos la pasarela y examinamos el gran barco rojo, es el Paradise Club, un local de cortesanas de lujo. Por desgracia está separado unos metros del muelle impidiéndonos embarcar. Nos acercamos al anciano pescador de la orilla inferior. Charlamos y pedimos el favor de que nos acerque con su bote al Paradise Club. Se niega, ni soñarlo, no moverá su bote porque “los muertos son los dueños del agua esta noche”.

Oh vaya, por lo visto la mujer arriba arrodillada está llevando a cabo un rito fúnebre y el pescador es supersticioso. Iremos a hablar con la mujer, guarda luto por su hermana recientemente fallecida. Le escribía sin falta cada semana y dejó de hacerlo, eso sólo significa una cosa. Explicará los problemas del marido de ésta con el juego, las deudas acumuladas, y cómo los mafiosos mataron al hombre de una paliza. Los peligrosos hombres pasaron la deuda a la mujer, debía pagarla. Fue entonces cuando dejó de recibir las cartas y teme lo peor.


Pedimos ver las cartas escritas por la hermana, una de las misivas llama la atención a Di por estar acompañada de unas curiosas instrucciones en las que remarca las fechas de nacimiento de los padres.

Remove you and me, and four are left. Count using mother and father’s birthdays and chosen words shall manifest.
(Quítamos a ti y a mi, y quedan cuatro. Cuenta usando los cumpleaños de madre y padre y las palabras escogidas se manifestarán)

Preguntamos a la mujer por las fechas, el padre nació el noveno día del mes once y la madre el cuarto día del mes uno. Según las instrucciones, hemos de buscar una palabra en cada párrafo empezando por la fecha de la madre y luego la del padre. Tengamos en cuenta que en inglés y otras culturas, va primero el mes y luego el día. Por tanto buscamos:


Primer párrafo, primera palabra “Not”
Segundo párrafo, cuarta palabra “Dead”
Tercer párrafo, onceava palabra “Hiding”
Cuarto párrafo, novena palabra “East”

Queda la frase “Not Dead Hiding East” (No Muerto Esconderme Este). Tras averiguar el código secreto se lo comunicamos a la mujer escogiendo las palabras clave en ese orden. Tal noticia le supone una gran alegría por lo que el ritual funerario ya no es necesario. Vamos con el pescador a quien explicamos las buenas nuevas y acepta acercarnos al barco. Ascendemos por la cuerda y entramos a un lujoso salón. Hemos de localizar al General Zhang. Preguntamos a las cortesanas, la del vestido rosa dirá que vio al General en el pasillo superior.


Miramos al camarero, parece triste y distraído. Al hablar con él explica su contrariedad al no haber podido encontrar su uniforme y haberse visto obligado a pagar por otro a Madam Ling. Algo que parece tan nimio lo encontramos bastante sospechoso. Lo dejamos pasar de momento y subimos la escalera al pasillo superior. Avanzamos todo a la derecha pasando de las puertas que hay. Veremos al General junto a Madam Ling, espiamos su conversación. El hombre está disgustado, por lo visto la concubina Yuan Qiqi se niega a tener nada con él.

Hablamos con el General cuando se queda solo. Al saber quien somos, muestra sin reparo sus cartas e intenciones. El propósito de su grupo es sí, frenar el exceso de poder de la Emperatriz, pero jamás ni por la fuerza ni con sangre. Ignoraba el asesinato de la esposa de Haifeng, niega tener nada que ver. Un grito femenino surca el aire proveniente del comedor. Entramos a éste por la puerta a un par de pasos a la derecha. Vemos a Madam Ling muy alterada. Hablamos.


Cuenta que Yuan Qiqi dijo sentirse mal y vino aquí a tomar un poco de aire en la terraza, Ling ha descubierto el cadáver. Con un simple vistazo queda claro que es obra de nuestro asesino, ¿pero por qué ha tenido el descaro de cometer el crimen en un lugar lleno de gente?. Ahora tiene sentido el robo del uniforme del camarero. Interrogamos a Madam Ling sobre la muerta. Tenía 22 años, carácter, hace dos meses que trabajaba aquí, no tiene idea de cuál era su vida anterior… mmm… empezamos a ver un patrón común entre todas las víctimas.

Terminamos con todos los temas, la posible conexión entre las mujeres pasa como evidencia al Tablero de Deducciones. Aparece el General, queda impresionado ante el suceso. Le interrogamos. Respecto a Lam, vuelve a reafirmar que no le haría daño, era su ahijado. Sobre Yuan Qiqi se enamoró, quería comprarla y que fuera su concubina exclusiva. La evidencia pasa al Tablero de Deducciones. Registremos la sala. Cogemos la rosa del suelo y la examinamos en el inventario, está manchada con sangre.


Examinamos el cadáver, todas sus partes. Determinamos que su muerte difiere de las otras en varios aspectos: fue más violenta puesto que se resistió, incluso el corte del pecho fue algo precipitado e impreciso. La mano de Yuan sostiene un objeto, lo cogemos, es una horquilla de pelo. La examinamos en el inventario, su punta contiene sangre. Cogemos el cuenco de cristal de la estantería redonda, lo examinamos, podría servir para ampliar cosas. Examinamos el charco irregular de sangre del suelo tras el biombo, no pertenece a la víctima, así que ella le hirió clavándole la horquilla del pelo.

Salimos a mirar a la terraza, no hay nada de interés. Dejamos el comedor, recorremos el pasillo hasta la siguiente puerta y entramos al vestidor. Miramos una cajita de maquillaje del tocador derecho, pertenecía a Yuan, está cerrada con llave. Salimos al pasillo y continuamos recorriéndolo hasta la siguiente puerta que da a la bodega de vinos. Examinamos la cesta grande con el trapo verde, dentro encontramos el uniforme desaparecido del camarero. La zona del cuello tiene sangre, confirmamos así que fue herido.


Encontraremos también una pequeña llave. La evidencia pasa al Tablero de Deducciones. Examinamos las manchas de sangre del suelo entre los cestos y la mancha de la ventana, el asesino huyó por aquí. Volvemos al vestidor y abrimos la cajita de maquillaje con la llave. Encontramos una nota enrollada, la cogemos y miramos en el inventario. La letra es demasiado pequeña para poder distinguirla. Fabricaremos una lupa. Seleccionamos el cuenco del inventario y lo llenamos con el agua de la palangana de la esquina.

En el inventario combinamos el cuenco con la nota y la examinamos. Esta vez será posible leer el texto. Dice:


To my distant admirer: Your prize is in the green lantern under the stars.
(A mi distante admirador: Tu premio está en el farol verde bajo de las estrellas)

El asesino se cree muy graciosillo. Vamos al comedor, salimos a la terraza y examinamos/tocamos el farol verde. Dentro encontramos otra de las típicas notas con 2 símbolos desconocidos y texto enigmático. Di Renjie sospecha que la próxima víctima podría ser la propia Emperatriz. Apenas piensa en ir a advertirla cuando se siente mal y pierde el conocimiento. Soñamos con el ciervo de nuevo. El asunto se pone macabro al aparecer también criada muerta en el caso del prólogo a darnos un enigmático mensaje.


¡La verdad te está mirando, desde lo alto de las nubes, desde dentro de las puertas doradas! Sin embargo, no ves nada. ¡No te alejes ahora! Guarda la rosa que cuenta. No descanses hasta que esté hecho.

Despertamos acompañados por el Teniente Ma sin haber logrado entender el significado del sueño. El maldito farol contenía una droga. Lo sensato será ir al Palacio Imperial a poner sobre aviso a la Emperatriz. De paso realizamos la reconstrucción del caso con las siguientes afirmaciones:


- All of the above (todas las anteriores). Zhang está fuera de sospecha. Quería a Yuan y era el Padrino de Lam.

- She had no loves ones (no tenía seres queridos). Motivo por el cual el asesino no pudo someter su voluntad.

- Their long absence and return (Sus largas ausencias y regresos). La conexión entre las 3 víctimas.


Si supiéramos dónde estuvieron y si se conocían, tal dato podría guiarnos hasta el asesino. Advertimos a Su Majestad de la posibilidad de ser la próxima víctima. La mujer nos sorprende al anunciar que estamos fuera del caso. De hecho mejor si olvidamos haber tomado parte alguna vez y nos abstengamos de cualquier pregunta acerca de la decisión. Desanimados y desconcertamos, volvemos al Departamento de Justicia.

CHAPTER THREE: OF SINNERS AND SAVIORS (Pecadores Y Salvadores)

Di no tiene intención de zanjar el asunto. Salimos del dormitorio, hablamos con el Teniente Ma, informa que durante la noche aparecieron Guardias Imperiales a confiscar todas las evidencia de los asesinatos e inclusive se llevaron los cadáveres. Ma adivina la intención de Di de seguir la investigación, se apunta. Adelantándose a los acontecimientos, Ma tuvo la precaución de copiar los símbolos desconocidos de las notas del asesino. Es más, tales símbolos le resultan familiares. Explica la relación de éstos con un poema de su abuela.


Nos entrega la copia de los símbolos, la examinamos en el inventario. Quizá podamos averiguar algo de ellos en la Biblioteca Imperial. Visitamos al forense en la morgue. Yao está visiblemente molesto por la interrupción nocturna de los Guardias Imperiales. Pregunta sin ambages si pensamos seguir investigando y ofrece su ayuda. Preguntamos sobre las autopsias, Yao encontró algo interesante en el cadáver de Yuan, un solitario pétalo de rosa. Sin embargo tal pétalo no es de una flor real, es artificial, hecho a mano con seda.

El forense nunca ha visto un material de tal calidad, es posible que Geng Wan, un comerciante, pueda tener más conocimiento. Dejamos el edificio del Departamento de Justicia y en el mapa escogemos ir a la Biblioteca Imperial. Hablamos con los bibliotecarios. Ponen la excusa de no poder ayudar ahora mismo porque están liados con otra cosa de su interés. Están inmersos en resolver un estúpido reto planteado por su colega del Ministerio de Obras Públicas. Ofrecemos ayudar.


Se trata de dos acertijos cuyas respuestas es una única palabra para cada uno. Servirán para localizar un libro y un marcapáginas. Veamos cuales son los acertijos.

Primer acertijo
I one stood for move
But the flaes rippled through and through
Now I am but a pile
Do you wish to say “I miss you”

Segundo acertijo
I am in the air
I am everywhere
If you let me be
Then you might just see me
If you push me away
I’ll go but return someday


Miramos/ tocamos el pergamino del mostrador. De entre las palabras que ahí aparecen, seleccionamos con doble clic “Ash” (ceniza) y “Dust” (polvo). Han de quedar subrayadas para que se de por bueno el resultado. Una vez sabemos el título del libro, buscamos el tomo en un estante cerca de la escalerilla, cogemos el marcapáginas y lo entregamos a los hermanos. Resuelto su “problema”, pasemos al nuestro. Indicamos buscar un libro, sí, les suena, pero lo robó una mujer, concretamente Jing Yali quien vende flores en el mercado central.

Abandonamos el edificio y en el mapa escogemos ir al mercado central. Hablamos con el hombre del primer puesto, es Geng Wan comerciante de seda. Confirma que la seda utilizada en la fabricación del pétalo de rosa es suya. Es más, aporta el nombre de una persona de interés, Gu Chuan. Lamentablemente ignora dónde localizarlo, pero podríamos preguntar a Mrs. Chao del puesto de sopa ya que ese hombre es cliente suyo. Tras hablar de todo, la evidencia pasa al Tablero de Deducciones.


Hablamos con Mrs. Chao, la mujer esta demasiado preocupada por Momo para hacernos caso. Perdón, ¿quién?. Se refiere a su gato. El minino ha subido a lo alto del toldo y no sabe bajar, incluso le ha puesto su pescado favorito en el suelo y ni con esas. En fin, si deseamos sonsacarle información, primero habremos de encargarnos del gato. Miramos al bicho, intentamos cogerlo, intentamos subirnos a la mesa, nada funciona. Cogemos el pescado del suelo y andamos unos pasos a la izquierda.


Veremos a Jing Yali, la vendedora de flores mencionada por los bibliotecarios. En el callejón entre los dos edificios donde está la mujer, hay un cubo con un paraguas amarillo dentro. Cogemos el paraguas. Miramos y hablamos con Jing. La mujer explica tener recurrentes problemas de memoria debido a un accidente, desde entonces, sólo logra recordar cuando tiene una ayuda como una palabra, un dibujo o un objeto. Eso dificulta el asunto del libro que se llevó de la biblioteca puesto que no recuerda haberlo hecho.

Resolveremos el inconveniente más tarde, ahora encarguémonos del gato. Volvemos al puesto de Mrs. Chao, combinamos el paraguas con el pescado cogido del suelo y lo usamos en el taburete derecho de la mesa para que Di se suba y lo ofrezca al animal. Ya recuperado el bicho, interrogamos a Mrs. Chao acerca de Gu Chuan. Justo ayer mismo Gu estuvo aquí, miró uno de los pósters de la pared y se llevó uno. Examinamos los papeles pegados en la pared. En el zoom comprobamos que son anuncios de distintos eventos.


Examinamos el del círculo verde, es un anuncio de demostración de artes marciales. Examinamos el del círculo rojo, es de un musical en el Teatro Golden Gate. Examinamos el trozo que queda del que falta, averiguamos que Gu se decantó por el musical. Salimos del zoom y mediante el mapa nos desplazamos al Teatro Colden Gate. Efectivamente allí localizamos a Gu Chuan, hablaremos con él de todos los temas. Entre otras cosas, nos enteramos de la existencia de un aprendiz que tomó bajo su ala llamado Han Sidong.

Era un joven muy prometedor hasta que un día, por causas desconocidas, su actitud cambió completamente. No seguía sus indicaciones, se limitaba a practicar una y otra el mismo símbolo. Hasta que un día el chico le robó un rollo entero de seda. Al confrontarlo se volvió hostil diciendo cosas como “que era un esclavo incapaz de ver la verdad y no apoyar su misión”. Fue la última vez que le vio. Ahondamos más en Han, el símbolo que dibujada, y saber dónde vive.


Recuerda que el chico residía en una casa cerca del río. De hecho, Han antes de irse le dio una nota con la indicación que si alguien le buscaba alguna vez, la entregara al interlocutor. Nos la da. La evidencia pasa al Tablero de Deducciones. Miramos la nota en el inventario, no entendemos qué significan los números. Dejamos el teatro y nos dirigimos a la casa del río. Miramos y tocamos la puerta, está dotada de un raro cierre compuesto por dos pomos aunque falta uno de ellos.

Examinamos y cogemos la rosa de la maceta. Es falsa y encima la tierra de la maceta está húmeda. ¿Para qué plantar una flor artificial y encima regarla?. Seguros que se trata de una pista, examinamos de nuevo la maceta. Di escarba en la tierra encontrando un artilugio de madera, es el pomo que falta en la puerta. Pulsamos en la puerta y lo colocamos. Ambos mandos son realmente raros, pueden girarse y tienen dibujados puntos a modo de números. Eso nos hace pensar en la incomprensible nota que nos dio Gu Chuan.


La estudiamos con detenimiento comprendiendo al instante el objetivo del puzzle. Los mandos, según como se giran, suman cantidades. Esas cantidades están especificadas en la nota, se trata de: 5, 7 y 9. Los números que salen a los lados son una pista de cómo posicionar los mandos. Los números que suman son los situados en la zona interior que da a esas dos pequeñas flechas. Notamos también, que los mandos pueden girarse a derecha o izquierda según dónde posicionamos el puntero. Por tanto realizamos lo siguiente:

Para obtener el 5. Dejamos el pomo derecho tal y como está, osea con el 2 en la flecha. Giramos el pomo izquierdo una vez a la derecha posicionando el 3 en la flecha. Esos dos números suman el 5.

Para obtener el 7. En la nota nos indica que el pomo izquierdo debe conservar su posición con el número 3 en la flecha. Por tanto giraremos el pomo derecho una vez a la izquierda situando el 4 en la flecha. Los dos números sumarán 7.


Para obtener el 9. En la nota indica que el pomo derecho debe conservar su posición con el número 4 en la fecha. Por tanto giraremos el pomo izquierdo una vez hacia la izquierda situando el número 5 en la flecha. Los dos números sumarán 9.

Si hemos realizado el puzzle correctamente la puerta de la vivienda se abrirá. No aparece el icono típico de entrar, simplemente andamos hacia dentro y listo. Examinamos el rollo de seda, coincide con las rosas localizadas en los crímenes. Examinamos en al mesa alargada el bloque de madera. Examinamos y abrimos el cofre. Hay un montón de notas, debemos examinar/leer absolutamente todas logrando entender el misterio que ha envuelto los asesinatos.

La Emperatriz creó una fuerza secreta y letal de asesinas llamadas Las Rosas de la Seda. Dichas asesinas no son otras que las mujeres  de los crímenes que estamos investigando. Usaban un lenguaje secreto, de ahí los extraños símbolos de las cartas. Todas ellas regresaron a una vida normal hace dos meses, justo el momento en que la Emperatriz se proclamó en su cargo. Han Sidong lo descubrió y ha ido eliminando sistemáticamente esa “fuerza secreta” de la soberana.


No tenemos duda alguna que la siguiente víctima de Han es la propia Emperatriz, pero, ¿cómo pretende alejarla de un entorno tal vigilado como el Palacio Imperial?. Probablemente ya haya ideado la manera de atraerla. Debemos darnos prisa. La evidencia pasa al Tablero de Deducciones. Por último cogemos el trapo rosa de seda y lo examinamos en el inventario. Contiene otro símbolo del lenguaje desconocido. Necesitamos, urgentemente, los conocimientos de la florista al respecto.

Nos dirigimos a la biblioteca, cogemos la placa del mostrador con permiso de los hermanos, e iremos al mercado central. Mostramos a Jing Yali la placa, logra recordar haber estado en la biblioteca y haberse llevado un libro aunque éste no le sirvió de nada a la hora de rememorar su pasado. Le mostramos el trapo de seda con el símbolo, oh sí, el objeto logra penetrar en su confusa memoria. Lo reconoce y entiende. Explica cómo de pequeña, su madre y otras mujeres, al verse excluidas de la educación solo dirigida a hombres, crearon un lenguaje secreto.


Dicho lenguaje se había enseñado únicamente a mujeres, excluyendo así, a esos hombres que les negaban el conocimiento. La palabra escrita en el trapo significa “mujer”. Aprovechando su estado de lucidez, le mostramos el papel en el cual el Teniente Ma copió los símbolos de las notas de asesino. Pone:

Meet alone… crown prince… resting place...
(Encuentro a solas… príncipe heredero… lugar de descanso…)

Di Renjie por fin lo entiende todo, esas notas en realidad, siempre fueron dirigidas a la Emperatriz todo el tiempo, al igual que los asesinatos. Fue la manera de Han de sacarla del Palacio Imperial. El lugar del encuentro no es otro que la tumba de la anterior emperatriz y su hijo de 23 años quien murió en extrañas circunstancias antes de poder subir al trono. Dicha tumba se halla a las afueras de la ciudad, en una montaña del Este. La evidencia pasa al Tablero de Deducciones.


Viajamos allí. Recorremos el sendero, paramos a mirar un carro abandonado en el camino y nos llevamos un trozo de madera del suelo bajo el carro. Seguimos avanzando, al llegar a la tumba vemos a la Comandante Yao herida. Explica que han sido atacadas por Han, la Emperatriz está encerrada en la tumba, su vida en peligro. Examinamos la puerta de la tumba, cerrada por supuesto. Además parece tener un cierre ciertamente particular con símbolos que no entendemos.

Examinamos los dos farolillos de la puerta, en el izquierdo está escrito: First plain and now hallowed earth (Primero llanura y ahora tierra santificada). En el derecho está escrito: Later forged by fire and sealed by water (Después forjado por fuego y sellado por agua). Una pista sin duda, aún somos incapaces de discernir cual. Examinamos el rastro de sangre del suelo y lo seguimos hacia la ladera. Hallamos a Han, herido de muerte, apoyado en una tumba solitaria. Ahí está enterrada Sun Ying, la chica quien se suicidó en el caso del Embajador Choi.


Hablamos con Han de todo. Sun Ying era su amor, su vida, responsabiliza a la Emperatriz de su muerte. Ying era una asesina, parte de la fuerza secreta, y su misión fue matar por orden de la entonces Consorte Wu, al Embajador simulando un asunto romántico que culminó con su propio suicidio para dar veracidad a la historia. Han jamás perdonó a la ahora Emperatriz y urdió su venganza. Tras sus palabras, muere. La evidencia pasa al Tablero de Deducciones. Examinaos y registramos el cuerpo de Han cogiendo de su mano una llave cilíndrica.


Regresamos a la puerta de la tumba, colocamos la llave cilíndrica en el centro de los símbolos. Ahora, además de ser activos, aparece la descripción de cada uno. Recordamos lo escrito en los farolillos, la clave es: tierra-fuego-agua. Pulsamos en orden los símbolos que representan a esos elementos y la puerta se abre. Entramos a la tumba. Descendemos la escalera y vemos a la Emperatriz encerrada tras unos barrotes, hablamos con ella. Examinamos los chorros de agua que emergen de la pared. Es una trampa mortal, cuando el recinto se llene, la Emperatriz morirá ahogada.

Examinamos la ranura de la columna a la derecha de la celda de la mujer, falta la palanca. Colocamos la madera que cogimos junto al carro del camino, la accionamos y aparece un panel en el muro. Lo miramos, hay 3 cilindros con imágenes representando elementos, pero desgraciadamente no tenemos ni idea de cuál es la combinación que los activa y abre los barrotes que mantienen encerrada a la Emperatriz.


Andamos hacia la derecha, más allá de las estatuas de piedra. Llegamos a la cámara funeraria. Miramos el sarcófago de piedra, miramos la estatua derecha que sostiene una tabla de madera y la cogemos. La miramos en el inventario, decepcionantemente sólo hay unas líneas dibujadas. Volvemos al pasillo anterior, usamos la tabla de madera en uno de los chorros de agua de la pared. Miramos en el inventario otra vez la tabla, han aparecido 3 letras que significan: agua-fuego-metal.


Pulsamos en el panel de los cilindros. Los giramos colocando las imágenes que representan a los elementos en el mismo orden de izquierda a derecha que indica la tabla de madera. Conseguimos liberar a la Emperatriz. Más tarde en palacio, la mujer deberá cumplir su promesa y contestar a las preguntas del detective. Nos retiramos y soñamos con el ciervo. Ascendemos a lo alto de la torre y la aventura concluye.


Guía realizada por Chuti.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Facebook Favorites

 
Powered by Blogger