viernes, 3 de febrero de 2017

BLACKWELL DECEPTION

Cuarta entrega de la saga. Rosa y Joey siguen en su línea de ayudar espíritus a cruzar al otro lado. Sin embargo descubrirán que un asesinato y dos muertes, en principios naturales, están conectadas en una conspiración sobrenatural de alto de nivel. ¿Hasta donde llegan los tentáculos de la misteriosa y oscura organización que está detrás de estos eventos?.






INFORMACIÓN DEL JUEGO
Año: 2011 (original), 2013 con gráficos diferentes
Género: Detective, Sobrenatural
Perspectiva: 3ª persona, point & clic, touch
Idioma: Voces y textos en inglés. Existe una traducción amateur.
Plataforma: PC, iPad, iPhone/iPod, PC

Lo mejor. Atención a los detalles de iluminación y color. Buena BSO. Buen doblaje. Interesante argumento.

Lo peor. Los retratos en los zoom de los personajes en la primera versión lanzada al mercado.

CONTROLES

Jugabilidad. Con el botón izquierdo realizamos acciones y cogemos. Con el botón derecho examinamos objetos y leemos documentos. El puntero destella ligeramente cuando algo es interactivo.

Inventario. Se muestra desplazando el puntero a la parte superior de la pantalla. Podremos examinar y combinar objetos. En la parte derecha de la barra del inventario tenemos un acceso al menú de Opciones para guardar/cargar/salir. Así mismo están las letras J y R para cambiar de personaje entre Joey y Rosa.

Diálogos. Por regla general usaremos todas las frases. En algunos casos solo dejan escoger una pero no suele influenciar al resultado. En aquellas ocasiones que se precisa una conversación o frases concretas se especifica en la guía.

Teléfono. En juegos anteriores poseíamos un cuaderno, en este Rosa se ha modernizado usando este dispositivo. Salimos del aparato pulsando en el botón cuadrado de la derecha. Su función es servir de mapa para desplazarnos, llamar a personajes o usar las 3 aplicaciones que se detallan a continuación:

MailsTenemos ya una lista de correos enviados y spam que podemos leer. Durante la aventura revisamos la bandeja de entrada porque recibiremos algunos más. Es sobre todo mera curiosidad.
Oogle (Buscador)Lo utilizaremos a menudo en busca de información útil. Hay que tener cuidado al introducir la palabra/frase/nombre. Respetad las mayúsculas/minúsculas, a veces no tiene importancia, en otros casos he topado que si no lo escribía exactamente no aparecían resultados.
Libreta: En el juego el icono se llama Comparar Notas. Aquí se guardan los datos relevantes, y como en entregas anteriores, tendremos que combinarlo entre sí para avanzar.

Logros. Son un total de 18. Podéis consultarlos en la sección de Opciones. Al situar el puntero sobre cada uno ofrecen una descripción para lograrlo. La gran mayoría se ganan automáticamente a excepción de los siguientes:

Pulsa botones. Se debe resolver el puzzle del panel de madera en el yate al primer intento.
Esquiva balas. Solo hemos de recibir un disparo de Ryan en el yate.
Fantasmas del pasado. Hay que examinar absolutamente todo en casa de Rosa.
Mallone el soplón. Hay que usar el icono Soplar en 10 personajes.
Escucha atentamente. Hay que pasar la aventura entera con los comentarios activados.

Traducción. Existe una traducción al español realizada por el usuario Langostino en Guías Pat. Es necesario darse de alta como usuario para descargarla. Observad que hay dos versiones, bajad la que os convenga según el juego que poseáis. Por otro lado comentan en el foro que dicha traducción no funciona en la versión aparecida más tarde con los gráficos cambiados.

http://guiaspat.com/foro/index.php?topic=1714.0

CASO 1: EL YATE FANTASMA

Recibimos una carta con el encargo de investigar un yate embrujado. Junto a Joey nos desplazamos a bordo del barco amarrado en el Puerto de Chelsea.

Rosa. Examinamos el graffiti en el casco de la nave, desde nuestra posición es imposible leerlo.

Joey. Cambiamos de personaje ya sea con la tecla Tab o con la J en la franja del inventario. Miramos el mismo graffiti, pone Ryan y June. La información pasa a la Libreta de Datos del teléfono del inventario.


Rosa. Entramos a la cabina inferior, está oscuro, accionamos el interruptor que tenemos a la espalda encendiendo la luz. Dos segundos después el yate se pone en marcha solo. Ascendemos por la escalerilla y probamos de entrar al puente de mando, la puerta está cerrada. Descendemos y entramos de nuevo en la cabina. Examinamos el respiradero del techo por encima de la cama y usamos la moneda para quitar la rejilla. Pulsamos en el respiradero, da al puente de mando, pero a excepción de la mano difícilmente podremos subir. Pulsamos de nuevo en el respiradero para volver a la vista de Rosa.

Andamos a la izquierda, examinamos el mueblecito junto a las butacas y el panel de madera de la pared con manchas. Observamos los nudos de madera en el zoom. Pueden ser accionados pero desconocemos el orden. Mejor SI NO LOS TOCAMOS AHORA, posteriormente al resolver el puzzle obtendremos un Logro.


Joey. Dejamos la cabina y entramos al puente de mando arriba de la escalerilla. Un fantasma se hará visible. Antes de entablar contacto echemos un vistazo. Examinamos la llave que cuelga del gancho junto a la puerta, el diagrama y el mapa bajo la lámpara de la pared. En cuanto nos aproximamos al fantasma e intentamos hablar el tipo se vuelve irascible al punto de dispararnos incluso. Entramos al puente de nuevo sin llamar su atención. Seleccionamos del inventario el icono de Soplar y lo usamos 2 veces en la llave para hacerla caer y acercarla al respiradero.

Rosa. Entramos otra vez en la cabina, pulsamos en el respiradero y cogemos la llave. Nos acercamos al panel de madera y entramos en el zoom de los tablones. Recordemos el diagrama que era un dibujo de puntos, líneas y letras. Hay que pulsar en orden en aquellos nudos que formen el nombre de JUNE. Se abrirá un panel secreto mostrando un alijo de alrededor del millón de dólares. La información pasa a la Libreta de Datos del teléfono. Examinamos los fajos de dinero, en una de las bandas que los sujetan pueden verse las iniciales GCT.


Nos vamos arriba al puente en donde entramos utilizando la llave. En cuanto el fantasma nos ve dispara, por suerte la bala no nos hace daño. Nos identificamos como el nuevo dueño del barco, el fantasma contesta que es imposible y pregunta a su vez si nos envía el banco. El dato pasa a la Libreta del teléfono. Accedemos a ésta y procedemos a comparar nota. Combinamos  "GCT" y "Bank", sabremos que son las siglas del Grant City Trust. Comparamos ésto con Parné. Cerramos la ventana y accedemos al icono del Buscador. Escribimos Grant City Trust. Si no aparece ningún resultado respetad las mayúsculas.

Leemos la noticia acerca del robo y la muerte a manos de la policía del autor Ryan Jacobs, o sea, nuestro fantasma. Cerramos el teléfono por el botón derecho y hablamos con Ryan. En la frase Consultar notas lo vamos seleccionando todo. Ryan cree estar aún vivo y huyendo hacia Boston. Preguntamos por ese destino y ¿Cómo de lejos estamos de Boston?. Vemos que Ryan consulta el mapa y queda claro su mal funcionamiento cuando éste indica la Antártida. Más nos vale hacer algo o no saldremos de aquí.

Joey. Nos situamos delante del mapa GPS alterando su señal.

Rosa. Hablamos con Ryan insistiendo las veces necesarias en la frase ¿Cómo de lejos estamos de Boston? hasta que el tipo crea que hemos llegado y deja el puente yendo a cubierta. Le seguimos. La decepción de Ryan al comprobar que sigue en Nueva York es evidente. Poco a poco se percata de la realidad. Regresamos con él al interior del puente de mando.

Joey. Usamos la corbata en Ryan.


Rosa. Le haremos cruzar al otro lado y cuando volvemos a la realidad averiguamos que el capullo de Ryan ha manipulado los controles del yate, el cual, se dirige a toda leche al puerto de New Jersey. Salimos a cubierta cagando leches y nos lanzamos al agua por el hueco de la barandilla.

CASO 2: EL PERIODISTA JEREMY SANDS

Rosa. Mientras miramos las noticias en la televisión recibimos una llamada de un antiguo compañero. Quiere que le ayudemos en un reportaje, pagando claro. Quedamos en vernos en su apartamento. Podemos revisar antes de ir el mail enviado por la pareja que nos contrató por el caso del yate fantasma. Digamos que no son unos clientes satisfechos. Salimos de casa, el mapa serán iconos en la pantalla del móvil. Seleccionamos el de Jeremy plantándonos en su apartamento. Nos llevamos una buena sorpresa al comprobar que Jeremy es un fantasma.


El pobre chico ignora que ha muerto, cree estar solamente algo enfermo. Le presentamos a Joey al que por supuesto puede ver y le decimos que vaya directo al grano del motivo de nuestra presencia. Está trabajando en un artículo y necesita las notas que dejó en la oficina del periódico. Hacer de recaderos no es una función que asumamos, pero en vista de las especiales circunstancia aceptaremos echar una mano. Examinamos un poco el apartamento, sobre un taburete hay un fajo de fotos, las miramos. Salimos por la puerta y seleccionamos el icono del periódico.

Al llegar al edificio hablamos con la chica del mostrador de todo. Nadie llamó para dar el permiso. No nos cree cuando informamos de la muerte y de entrar a la oficina va a ser que no. Mejor dejarlo estar.


Joey. Nos colamos por la puerta del piso superior a las oficinas. El cubículo central es la mesa de Jeremy. Examinamos la libreta junto al ordenador y leemos el post-it pegado en el monitor. Parece que el chico tenía un encuentro en un lugar determinado. Volvemos con Rosa.

Rosa. Vamos a High Line. En el puente vemos un detective de homicidios mirando la silueta trazada con tiza en el suelo. Acabamos de descubrir el lugar del asesinato de Jeremy. Entablamos conversación con el detective, no es un tipo fácil y sus maneras son bruscas. Solo le sonsacamos que no han identificado a la víctima, aunque le proporcionamos el nombre se niega a aceptar la información solo con nuestra palabra. Nos desplazamos un momento al apartamento de Jeremy con el que hablamos de los nuevos temas y cogemos la foto del taburete en la que salen él y Rosa.

Regresamos al puente, mostramos la foto al detective, se largará con más advertencias al tiempo que da su número de contacto. De vuelta al edificio del periódico, la chica del mostrador ya sabrá que le decíamos la verdad y nos permitirá registrar la mesa de Jeremy. Usamos el ascensor para subir al piso superior y entramos. Cogemos el cuaderno de Jeremy y echamos un vistazo a su contenido. Por lo visto, fuera lo que fuera en lo que estaba metido, está involucrada una tal Penélope Haines. En las páginas del cuaderno hay que pulsar en TODOS lo párrafos para que la información quede registrada.


Examinamos la mesa izquierda ante la ventana, hay un pase de prensa, lo cogemos y nos vamos a casa de Jeremy. Le damos el cuaderno, por supuesto no podrá cogerlo. Por su titubeo y demanda que se lo leamos, sospechamos que sabe de su estado pero no lo admite. Nos interesamos por dos cosas, la tal Penélope sobre la que se muestra esquivo pero logramos sacarle la dirección. Y de su móvil perdido, lo niega diciendo que lo tiene con él. Se comporta obtuso deliberadamente, le dejaremos salirse con la suya de momento y nos largamos a la dirección de Penélope.

Nos abre la puerta una joven snob, ella es la nuera de Penélope. Informa que su suegra no está en casa, por mutuo acuerdo con su marido la ingresaron en un asilo. Dios no quiera que se estrese cuidando de una mujer mayor y un bebé. Preguntamos por el centro pero se niega a facilitar tal información. Tampoco sabe que asuntos trató su suegra con Jeremy ya que hablaban a puerta cerrada en el dormitorio de ésta. En  cuanto nos despedimos para irnos escogemos del cuadro de diálogo la opción de Enviar a Joey.


Joey. Examinamos al bebé porque antes ya nos percatamos que el crío es capaz de vernos. Incluso si pulsamos en el enano nos sigue. Entramos en el dormitorio de Penélope por la puerta junto a la salida. Examinamos el folleto de la mesita de noche, la mujer está en la Residencia Seagram. Examinamos la pulsera que cuelga del poste inferior de la cama. Nos vamos.

Rosa. Viajamos hasta la Residencia Seagram. En la recepción examinamos el tablero con los nombres de los médicos y cogemos un folleto del expositor situado bajo éste. Charlamos con la enfermera del mostrador. La mujer es muy amable concediéndonos permiso para movernos por el edificio a nuestro antojo. Nos metemos en el ascensor y seleccionamos ir a la sala común. Examinamos a los dos ancianos, y hablamos con la mujer. Sabremos que no tiene en gran aprecio a su nuera Madison. Esas dos mujeres sienten mutua antipatía. Le sonsacamos el resto de temas en los cuales se muestra muy vaga respecto a Jeremy.

No sabemos si Penélope desvaría por la edad o que. Encontramos muy confuso eso del camino correcto, derivar a Jeremy, meditar, el universo… En fin, lo que tenemos claro es que esconde algo. Estamos por largarnos cuando el anciano de la silla de ruedas llama por su nombre a Joey. Quedamos impactados ante el suceso, ya no simplemente que pueda ver al fantasma, si no que le conozca personalmente. Joey se altera visiblemente y le falta tiempo para exigir que nos marchemos y se negará a ofrecer explicación alguna.


Visitamos de nuevo a Madison. Le hablamos de su suegra, nos importa un pito la animosidad que sientan, nuestro objetivo es sonsacar información. De esa manera sabremos que un tal Gavin se aprovechó de la anciana, le lavó el cerebro al punto de ponerla en contra de su familia y cambiar el testamento a favor de este líder religioso. Madison indica que a pesar de meterla en un asilo le dio una llave de la casa para que viniera cuando quisiera de visita.

Volvemos otra vez a la residencia y hablamos con Penélope de los nuevos temas. La anciana niega tener ninguna llave y saca a relucir que no perdona a Madison el impedir que se llevara su peridoto. Preguntamos qué es, se trata de una joya especial que le regaló el tal Gavin. Nos ofrecemos a traérselo e intentamos obtener una entrevista con el líder religioso. Si bien la anciana agradece lo primero, se niega a lo segundo. Bueno, para recuperar la joya hay que colarse en casa de Madison y nos iría de perlas la llave.


A pesar que la anciana dice que no la tiene, nosotros ya estuvimos en casa de Madison y allí no había rastro de ella. Por tanto la vieja miente y debe tenerla en su habitación de la residencia. Para colarnos en ella seguiremos varios pasos. Primero cogemos el ovillo de lana de la sala común. Bajamos al vestíbulo, y si antes no lo hicimos, nos llevamos un folleto del expositor. Miramos atentamente el mostrador de la enfermera. Delante tiene una pizarra con los datos de la habitación de los pacientes.

Joey.  Sería muy descarado que lo hiciera Rosa, por lo que usamos a Joey para echar un vistazo a esa pizarra, sabremos que el cuarto de Penélope está en la planta 12.

Rosa. Usamos el ascensor para ir a la planta 12. Desde el pasillo podemos ver como una llave cuelga del respaldo de la silla. Examinamos la puerta y leemos la nota del servicio de limpieza. Combinamos en el inventario el ovillo de lana con el folleto y lo pasamos por debajo de la puerta.


Joey. Entramos al cuarto, examinamos la llave confirmando que se trata de la de casa de Madison. Es importante en este punto usar el icono Soplar primero en el folleto del suelo para adentrarlo más en el cuarto. Acto seguido soplamos en la llave y caerá sobre el folleto.

Rosa. Recuperamos el folleto obteniendo la llave. Nos vamos a casa de Madison. Pedimos dos veces el peridoto de Penélope. Se enfadará y pedirá nos larguemos. De paso comentará que se va a cenar fuera con su marido cosa que va perfecto con nuestros planes. Regresamos otra vez a casa de Madison, hacemos que Joey eche un vistazo, el piso está desierto. Entramos usando la llave y vamos a la habitación de Penélope. Cogemos la joya del poste de la cama, estamos por largarnos cuando escuchamos volver al matrimonio. Mierda, estamos en un buen lío.


Joey. Vamos al salón. Examinamos y usamos el icono de Soplar en el termostato de la pared. Madison notará el aumento de temperatura y abrirá la puerta de la izquierda. Tocamos al bebé y hacemos que nos siga saliendo por dicha puerta. Madison irá detrás del crio. Cambiamos por la franja del inventario rápidamente a Rosa.

Rosa. Abandonamos el cuarto y la casa a toda prisa. En la residencia entregamos la joya a Penélope. Seguirá sin permitir que veamos a Gavin, aunque accede a darnos el nombre y la dirección de una intermediaria, Lisa Tenzin. Nos trasladamos a dicha dirección. En la calle examinamos el letrero de neón, la tal Lisa es una vidente, tal cosa puede suponer una complicación si es buena y capaz de ver a Joey. Llamamos al timbre, decimos venir de parte de Penélope, y una vez arriba haremos que confíe al contestar Tía.


Desde el primer instante nos percatamos que la buena señora es un fraude. Ni ve ni nota a Joey, se anda por las ramas y pide una cantidad desorbitada de pasta por sus servicios. Accedemos a la información con la frase Consultar Notas para preguntar por diversos temas. Ver a Gavin está fuera de toda cuestión, dice que no estamos preparados, harían falta muchas sesiones (y dinero). Respecto a Jeremy se hace la loca aunque sabemos perfectamente que el chico vino a verla.

Salimos a la calle. Siguiendo una intuición seleccionamos el móvil y llamamos al de Jeremy. Sonará en la papelera de la izquierda. Rebuscamos dentro cogiendo el aparato. Vamos al apartamento de Jeremy. Le comunicamos que hemos conocido a Lisa y le damos el móvil. Se muestra confuso, incluso enfadado. Logra recordar que tuvo una cita en High Line y se larga sin más explicaciones. Le seguimos al puente. Al llegar le vemos mirando tristemente la silueta de tiza. Lo recuerda, por fin lo recuerda.


Joey. Usamos la corbata con Jeremy.

Rosa. No nos quedamos con las ganas de ir a visitar a la vidente y echarle en cara todo lo que sabemos. Lisa se pone a la defensiva y nos echa.

CASO 3: LA VIDENTE Y SUS CLIENTES

Rosa. Visionamos en el televisor la noticia del asesinato de Jeremy. Si no tenemos claro que hacer a continuación lo consultamos con Joey quien sugiere ir a ver a Lisa ya que ha tenido toda la noche para pensar en lo que le dijimos. Hacemos eso mismo pero la vidente contesta por el interfono con voz apagada que hoy no recibe a nadie.

Joey. Entramos al edificio y pasamos por la puerta a la derecha. Vemos a Lisa sentada en un sofá, la examinamos, está concentrada en la fotografía de la mesa. Miramos dicha foto y en el zoom pulsamos en la imagen, Joey reconoce al hombre. Salimos fuera con Rosa y a Joey en su estado de nervios se le escapa el nombre del hombre, Danny Marconi, y que es el anciano de la residencia.


Rosa. Vamos a la residencia, preguntamos a la enfermera por Danny y nos enteramos que murió la tarde anterior. Intentamos sonsacar explicaciones a Joey pero sigue sin soltar prenda. De vuelta a la calle de Lisa. Llamamos al timbre y usamos estas frases para que nos permita subir: Danny Marconi, Ha muerto hoy, Amistad en común, ¿Joey?, Solía ser un sastre. Al final Joey tendrá que echar una mano con información que solo alguien que le conociera de verdad sabría. Lisa accede a recibirnos. Cuando pregunta a saco si somos una de “Ellas” nos quedamos un poco desconcertados.

Intentamos que explique a qué se refiere o a quienes. Por nuestra parte le soltamos a saco que creemos que Gavin es un asesino. Lisa titubea, queda claro que ella alberga sus propias sospechas pero no desea involucrarse. Consiente en facilitarnos los nombres de los dos últimos clientes que mandó a Gavin, y a partir de eso, quiere quedar totalmente al margen del asunto. Menos es nada, aceptamos sus condiciones. Los dos nombres pasan al teléfono. Ahora podemos o bien investigar primero uno y luego el otro, o bien intercalar ambos. Personalmente creo que es menos lío ir por partes.

JAMIE GRAHAM, ESTUDIANTE

Rosa. Nos personamos en el pasillo de los dormitorios del campus. Examinamos la puerta, tiene un cierre con un código numérico.

Joey. Entramos al cuarto y leemos la nota pegada a la puerta que pone Recuerda Waterloo.

Rosa. Accedemos al teléfono. Revisamos los nuevos mails que nos han llegado. Pulsamos en el icono del Buscador y escribimos primero el nombre de Jamie Graham, veremos un anuncio publicado por ella en el cual quiere vender sus libros. Escribimos a continuación Waterloo, nos fijamos en la fecha 1815 y la usamos como código en el panel numérico de la puerta. Entramos. Revisamos toda la habitación. El ordenador portátil requiere contraseña. De especial interés tenemos el póster del grupo de música y la pizarra con horarios de la pared.


Gracias a ésto último sabremos de una profesora profesora a la que conocemos. En el Buscador del móvil escribimos Elaine Appleton, conseguimos su número de contacto y la llamamos. Nos llevamos una sorpresa al enterarnos de la muerte de Jamie, por causas naturales, hará una semana. Sin embargo su fallecimiento está siendo investigado por el Detective Durkin al que conocimos en el caso anterior. Preguntamos a Elaine todo lo referente a Jamie. Cuenta que de un tiempo a esta parte cambió tanto en actitud como en su vestimenta.

Ahondando en todos los detalles saldrá a colación el club nocturno Munray's. Acabamos la llamada y en el Buscador escribimos el nombre del club, la ubicación pasará al teléfono. Aprovechamos y llamamos al Detective Durkin quedando con él en un café para ampliar datos sobre Jamie. Nos trasladamos al lugar y hablamos con Durkin. Hay cosas en la muerte de la chica que no le convencen. Para empezar su cuerpo fue hallado en un contenedor de basura a pocas manzanas de un local nocturno. El portero de dicho local afirmó que la chica tenía alquilada una sala VIP, murió allí, él se asustó y la tiró al contenedor.


Todo esto apesta, la excusa apesta, por dios ¿tirarla a la basura? ¿y de donde saca una adolescente el dinero para alquilar una sala VIP?. Sin embargo el informe forense confirma muerte natural por derrame cerebral. Pediremos ver el informe, Durkin nos enviará una copia. Consultamos las notas en la conversación seleccionando Munray's. Si, ese es precisamente el club del que Durkin habla. Nos vamos, recibiremos la copia de Durkin, no la podremos visionar hasta que estemos en algún escenario. Vamos al club nocturno.

Ninguno de los presentes nos hará puto caso al intentar hablar con ellos. Vemos una escalera cerrada por un cordón que lleva a la zona VIP. Junto al acceso hay un panel sobre un pilar, lo examinamos y tocamos. Sirve para hacer peticiones al DJ, de momento no lo necesitamos.


Joey. Subimos a la zona VIP y vemos al fantasma de Jamie. Rompemos el hielo de la conversación con una frase tonta del tipo ¿Vienes a menudo?, luego seguimos con Una música interesante y Pídele bailar. Jamie se niega, no le gusta la música que está sonando. Dejar la conversación.

Rosa. Recordemos el panel junto al cordón de acceso a la zona VIP. Podemos hacer una petición al DJ. Nos viene a la mente el póster en el cuarto de Jamie en el campus, escribimos Pez Epiléptico.

Joey. Reanudamos la charla con Jamie, usamos las frases: Pídele bailar, Preguntar por Jamie, Sus estudios, Historia, Oriente Próximo, Entonces ¿qué te trae aquí?, Munray's, Liberación, Oh vamos... Mencionará a su perro de nombre Benji. Finalizamos la conversación.


Rosa. Vamos al campus. Pulsamos en el ordenador de Jamie e introducimos como contraseña el nombre del perro. Accederemos a los correos entrantes directamente, los leemos absolutamente todos y mejor en orden para ver el progreso del cambio en el carácter de Jamie. Prestamos especial atención a los nombres del estado, ciudad, y pueblo, lo necesitaremos en un rato. El último mail, el de Seb, nos indica que el chico se halla en este instante en el club Munray's. Volvemos al club, Seb es el chico con pantalones claros y camisa marrón. Hablamos con él de todo.

Contará cosas de Jamie, su progreso en los estudios, su disoluta vida, que estaba enganchada a las drogas, etc. Consultamos las notas y usamos las frases de Jamie y las drogas y el Informe forense. Dejamos la conversación, accedemos a la Libreta del móvil, combinamos las frases Jamie y las drogas con Informe forense. Hay una clara contradicción aquí, Seb miente. Hablamos con él y afirmamos que Jamie estaba limpia de estupefacientes. Seb se muestra confuso y enfadado, nos dirá los hábitos de lectura de la chica. Abrimos el Buscador del móvil y escribimos Robert Ashbless. Recordemos el título del libro.


Nota. En el juego hay algunos guiños esparcidos que solo algunos pillarán. A mi me gustó especialmente este. Las Puertas de Anubis y los otros libros que se nombran en la siguiente escena son obra del escritor Tim Powers. El nombre de Ashbless fue una invención de Tim y su amigo, y también escritor, Thomas Blaylock durante su época de estudiantes. El personaje les gustó lo suficiente como para protagonizar alguna de sus novelas.

Joey. Seguimos con la conversación de Jamie usando las frases: Preguntar sobre Jamie, Su pueblo natal, Oeste, Illinois, Matton. Si en este subdiálogo no aparece Paréntesis, salir de la conversación, volver a entrar, partir de Preguntar sobre Jamie, y desde ahí Paréntesis, ¿Libros?, Ashbless, Las Puertas de Anubis. El estado de ánimo de Jamie cambia, no le apetece estar aquí y nos invita a ir a su cuarto. Le dará un morreo a Joey que dejaá bastante descolocado al pobre fantasma. La seguimos abajo a la pista de baile y luego a su casa. Allí la chica quiere tema, decir que si. Mencionará a Gavin y se dará cuenta que está muerta.


Rosa. Vamos a ver a la vidente informándole que Jamie ha fallecido. Lisa queda algo desconcertada y admitirá que suele enviar a Gavin todos aquellos de sus cliente más infelices. Es hora que nos encarguemos del otro nombre que Lisa proporcionó.

TIFFANY WALTERS

Rosa. Revisamos en el móvil el nuevo mail recibido y vamos a casa de Tiffany. En el vestíbulo de entrada examinamos el tablón de anuncios, la nota que llama la atención a Rosa era una pista para saber que tipo de contraseña buscar en el caso anterior si se empieza la investigación por Tiffany. Examinamos los timbres, sabremos el piso de ella. Ahora en los buzones, situamos el ratón en el segundo de la última fila comenzando por la izquierda, es el de Tiffany pero está cerrado. Llamamos a la puerta del frente, nadie responde.


Joey. Pulsamos en el buzón de Tiffany, tenemos una visión del interior y distinguimos un sobre pero está muy oscuro para leer nada. Atravesamos la puerta de la casa de la chica. Comprendemos que hemos llegado tarde al ver su fantasma. Nos presentamos como el nuevo vecino y ella se comporta de forma hostil y nos ignorará dándonos la espalda. Echamos un vistazo a la foto que hay en la estantería central. En ella se ven dos chicas, Tiffany y una amiga de nombre Rachel.

Examinamos los papeles de encima de la mesa. Hay una carta de despido remitida por STP en la que entre otras cosas acusa a Tiffany de acosadora. Regresamos con Rosa a explicarle lo que hemos visto.


Rosa. Por si no lo hicimos, examinamos la tarjeta de visita que poseemos en el inventario. Tiene la particularidad que brilla en la oscuridad. La usamos en el buzón de Tiffany.

Joey. Tocamos el buzón, con la ayuda de la tarjeta de Rosa podemos examinar el sobre, el remitente el alguien denominado R. Abu.

Rosa. Con este nuevo dato accedemos a la Libreta del móvil y combinamos R. Abu con Rachel, son la misma persona. Introducimos en el Buscador Oogle su nombre y aparece como resultado que es la dueña de la cafetería donde nos citamos con el Detective Durkin. Vamos allí y hablamos con la chica. Dirá que su amiga murió por un aneurisma cerebral. La coincidencia de la causa con la del informe forense de Jamie es inquietante. Usamos el Consultar Notas para preguntar por los temas de ahí. Sabremos que su trabajo lo encontró mediante una agencia y conoció a un tipo llamado Ken.


Salimos de la conversación, en la Libreta combinamos STP con Agencia apareciendo el resultado de Agencia Temporal Sterling. Visitemos ese lugar. El arrogante dueño de la agencia se mostrará evasivo en cuanto a soltar prenda ni de Tiffany ni de Ken. Lo mejor es no insistir y volver al edificio de la chica.

Joey. Hablamos sobre Sterling y Ken escogiendo los temas en Consultar Notas.

Rosa. Regresamos a la agencia de empleo. Indagamos sobre el contrato de Tiffany y de quien provino la queja que propició el despido. A Sterling le importa su reputación e ir soltando chismes va en contra de sus intereses. Le mostramos el pase de prensa que robamos del periódico de Jeremy. Tendremos que recurrir al chantaje para que nos diga el nombre de Ken Sharpe y su empresa. Vamos a cualquier escenario para utilizar el Buscador del móvil y así conocer la dirección. Una vez llegamos en el pasillo tenemos dos puertas.


Examinamos la nota pegada en la de la derecha, es de Ken informando a una tal Becca que tiene su móvil. Leemos la placa junto a esa puerta, pertenece a la empresa Ediciones Gal Friday. Por tanto Sharpe Sound es la puerta de la izquierda, entramos. Conocemos a Ken, charlamos y mediante el Consultar Notas escogemos Ken, Sterling y Tiffany. Le cambiará la cara al mencionar ese último nombre. Hablamos de las nuevas frases que surjan y le dejamos.

Joey. Nos colamos en el Sharpe Sound para echar un vistazo. Pulsamos en los cajones de la izquierda. En el interior de uno de ellos se distingue el móvil de Becca y una nota, debido a la oscuridad no se puede precisar más. Miramos las fotos de la pared y cambiamos a Rosa.

Rosa. El truco de la tarjeta de visita no funcionará en este caso. Lo que haremos es, si previamente examinamos la placa de la otra empresa, utilizar el Buscador escribiendo Gal Friday Publising. Hay que ponerlo en inglés si estáis utilizando la traducción bajada de Guías Pat, por algún error, la frase en español no es aceptada. Aparece un resultado con el teléfono de contacto de Becca. Llamamos.


Joey. Miramos dentro del cajón. Aprovechando que el teléfono suena su pantalla se ilumina intermitentemente. Leemos la carta, es de Tiffany.

Rosa. Pulsamos en el botón de Colgar para finalizar la llamada y entramos a Sharpe Sound. Le diremos a Ken que conocemos la existencia de la carta y le sonsacamos que tuvo una aventura con la chica. El problema fue que ella se lo tomó en serio obsesionándose en extremo. Inclusive le puso el mote de “tortolito”. Le dejamos y nos vamos a casa de Tiffany.

Joey. Accedemos a Consultar Notas y le hablamos de Ken Sharpe. Ella bebe los vientos por el hombre, no cree ni por un instante lo que explicamos. Usamos el mote “tortolito” para convencerla, aún así solo oyéndolo de boca de Ken dará crédito y se va.


Rosa. Vamos a Sharpe Sound. El fantasma de Tiffany está allí. Pedimos a Ken que confirme en voz alta que se acabó la relación. La chica entra en desesperación, alude que es imposible, Gavin le dijo que él era su destino. La seguimos al pasillo. La implicación de Gavin en esta segunda muerte nos queda clara.

Joey. Usamos la corbata en Tiffany.

Rosa. Debemos aclarar las cosas con Lisa, la vidente. Vamos a su casa en donde tras dejarnos subir le informamos de todo lo descubierto. Sabremos por su parte que Tiffany y Jamie solo fueron dos de muchas más. Tiene miedo pero al final acepta intentar concertarnos un encuentro con Gavin. Nos vamos y en la calle topamos con el susodicho. Sus siguientes palabras nos desconciertan y preocupan, ¿ellos?, ¿que nos han estado buscando?, ¡¿que tiene 200 años?!. Antes de digerir nada nos dejará fuera de juego con un dardo tranquilizante.

LA SECRETA COMUNIDAD DE GAVIN

Despertamos tiempo después atados en un cuartucho.

Joey. Usamos el icono Soplar en el vaso del mueble del frente. Cae sobre el baúl rompiéndose. Damos la corbata a Rosa y la movemos con intención de acercarla a los trozos y que pueda cortar la cuerda. Lamentablemente el sonido de la silla alerta a Lisa. Atravesamos la puerta. Efectivamente en el descansillo tenemos a la mujer montando guardia. Descendemos por la escalera al vestíbulo, vemos a Gavin hablando por teléfono, pulsamos en él para escuchar la conversación. La mujer al otro lado de la línea está ordenando “encargarse” del problema de Lisa. Dicho de otro modo, que se la cargue. Volvemos con Rosa al cuartucho.

Rosa. Pulsamos en la puerta y hablamos con Lisa a través de ésta. Casi todas las líneas de diálogo llevan a lo mismo, informarle que Gavin piensa matarla, que no se lo crea, y que comente que hay una salida de urgencia en su habitación tras lo cual no la escuchamos más.


Joey. Salimos al descansillo, Lisa se ha ido. Entramos al cuartucho, usamos la corbata en Rosa y escogemos mover: derecha, atrás, derecha, dejar.

Rosa. Cogemos el cristal roto y lo usamos en Rosa para desatarnos. Dejamos el cuartucho  solo para encontrarnos al maldito Gavin apuntándonos con la pistola. Escogemos Maldecir y Bien para que nos haga sentar e iniciemos una larga charla en la que le interrogamos por todo.


Joey. Mientras esos dos están entretenidos busquemos la forma de liberar a Rosa. Bajamos por la escalera y vamos por la puerta izquierda a la consulta de la vidente. Encontramos al fantasma de Lisa quien al vernos nos confunde con un cliente mostrándose deliberadamente obtusa respecto a su fallecimiento. A la mención de su abuelo su expresión se torna agria, dice que por él empezó todo. Vamos un momento al vestíbulo derecho, usamos el icono Soplar dos veces en la foto de la mesita para llevarla hasta la consulta.

Volvemos y hablamos acerca de la foto. Lisa explicará la culpabilidad que sentían sus abuelos sobre la muerte de un amigo que dio la vida por él. Se refiere a Joey sin que ella lo sepa. Lisa se negaba a compartir tal sentimiento y ya ves como ha acabado. Cuando ella se largue la seguimos y nos encontramos a Rosa en el vestíbulo. Nos extraña que se haya librado de Gavin. Aquí pasa algo, cosa que confirmamos cuando ella nos agarra por la corbata, nos lleva “al otro lado” y nos abandona allí. ¿Pero que diablos?.


En medio de este limbo, universo, o lo que sea, flotamos hacia la derecha encontrando a Madeline. Recordemos que era el espíritu guía de La condesa quien por cortar su vínculo se volvió loca en capítulos anteriores. Hablamos con ella, nos advierte que si el vínculo se rompe Rosa acabará como las otras. Seguimos hablando, por suerte nuestra conexión todavía permanece intacta. Madeline nos ayudará a regresar si la llevamos con ella. No queda otra opción que aceptar. Aparecemos en el vestíbulo de la casa ante una escena dantesca. Gavin está alimentándose de Rosa mediante unos extraños rayos.

Si no hacemos algo rápidamente la pelirroja acabará con el cerebro destrozado como Jamie y Tiffany. En este punto hay que seguir una línea concreta de diálogo usando cada nombre que aparece y una frase para cada uno. En contra de lo que sería lógico contestar, usaremos la psicología inversa despreciando a Rosa.


- Jeremy: Sí, que alivio.
- Jamie: No eres nadie.
- Penélope: Nada de nada.
- Tiffany: Tu no eres mejor.

Con esto vamos consiguiendo que Rosa vaya girándose hacia nosotros dándole la espalda a Gavin. Finalmente se libra de su ataque y le mata. Al espíritu de Gavin no le preocupa, puede volver cuando quiera, no por nada lleva existiendo 200 años. Con lo que no contaba era con la aparición de Lisa. Mientras están enzarzados usamos la corbata en ellos. Visionamos la escena final y tras los créditos estamos atentos a la última noticia televisiva y a la velada amenaza de la mujer.


Guía realizada por Chuti.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Facebook Favorites

 
Powered by Blogger